instalaciones riego valencia instalaciones de riego
google + vivansamedioambiente linkedin vivansamedioambiente
tratamientos fluviales tratamientos fluviales
tratamientos de bioingeniería

La bioingeniería está en expansión dado el éxito logrado, en situaciones en las cuales la ingeniería civil con sus métodos tradicionales ha fracasado. La visión integral de la bioingeniería ofrece ver la realidad como un sistema, en la cual la naturaleza cumple un papel primordial y fundamental en sus propios procesos de regeneración. Donde se muestra un problema ambiental, existe su solución. Uno de los principios básicos es controlar la perturbación paisajística del entorno natural, de tal manera que éste conserve más o menos su estado original. Los tratamientos con base en ésta ciencia, cuidan el paisaje natural, usa elementos del entorno, y potencializa la recuperación de la naturaleza usando su lógica en los procesos de recuperación, esa es la diferencia con las obras tradicionales de la ingeniería civil, que en principio contrastan con el paisaje.

Los tratamientos que diseña y realiza vivansa medioambiente, sobre todo, para la restauración de riberas, cauces y estabilización de taludes, aplicando diferentes técnicas y productos específicos que mejoran el entorno y se utilizan para crear nuevos hábitats de fauna, integración paisajística de masas de agua o mejora de la calidad del agua entre otros.

-Biorrollos

Los biorrollos orgánicos son productos ecológicos y totalmente naturales, que pueden ofrecer soluciones ideales para estabilizar orillas de cauces fluviales, revegetar zonas pantanosas y, crear bio-islas controlar la erosión por escorrentía en taludes. Son estructuras cilíndricas fabricadas a base de fibras de coco, de alta densidad y comprimidas, envueltas en una red de PP sin nudos y con 50mm de apertura de malla. Se hacen en fibra de coco por la gran resistencia de ésta a la tensión, por su grado ideal de descomposición y su gran capacidad de retención de humedad. Estos se presentan en diferentes dimensiones. A lo largo de la orilla, su colocación es rápida y sencilla, fijándose habitualmente mediante estacas de madera o piedras. Favorecen la implantación de especies por plantación directa, en el mismo, bien por cultivo en vivero, por aporte de semillas o bien por revegetación espontánea. También proporcionan un buen sistema para crear fajinas de revegetación y control de escorrentía y erosión a lo largo de un talud.

-Mantas flotantes

Formados por estructuras a base de envolturas de redes de coco o sintéticas rellenas de fibra de coco, de varios tamaños, y preparados para pode ser cultivados por plantas apropiadas, en los medios fluviales. Las propiedades que tiene una masa vegetal flotante en un acuífero son muy importantes para la fauna acuática y anfibia, así como la influencia positiva en las fluctuaciones térmicas del agua circundante, atenuando también la velocidad de las corrientes e incluso en la incidencia de las olas.

Hoy día, por diferentes motivos ajenos al medio natural, como son urbanizaciones y actuaciones humanas, sumadas al cambio climático, se ha reducido la superficie de estos hábitats naturales.
Las mantas flotantes son capaces de crear nuevo hábitats de fauna y flora, siendo una fuente de alimento, reduciendo problemas de erosión y mejorando la calidad del agua que le rodea, debido al poder depurador de la planta que contiene. Aumentan el contenido de oxigeno en el agua, y son capaces de crear poblaciones bacterianas que mejoraran la descomposición y depuración de elementos orgánicos.

-Barreras flotantes

Actualmente se están imponiendo estos elementos flotantes, al ser una buena solución a integrar en zonas fluviales, embases, zonas deportivas…, debido a que las técnicas anteriores de obra civil, no daban solución a las funciones ecológicas y de integración con el medio natural. Son estructuras de biorrollos, unidos por un material flotante, y que puede ser implantado, con especies autóctonas del medio, e instalando de la forma a convenir, para formar márgenes en lagos, para diferentes usos, pequeñas islas, hábitats, creando mini hábitats para refugio de fauna de todo tipo.

Colgando barreras sumergidas, en el fondo, juegan también un papel importante en el control de la retención de sedimentos.

-Islas flotantes

Instalaciones de este tipo de técnica, favorece la depuración de aguas, y crear nuevos hábitats de fauna y flora. Son estructuras de metales inoxidables, formando un marco, que junto con mallas de polipropileno, hace un conjunto que flota, y que puede ser cubierto de mantos orgánicos, de fibra de coco, que pueden ser precultivados, antes de su instalación o plantados in situ. Son estructuras más duraderas que los mantos flotantes, y de mejor movilidad, para poder hacer las labores de mantenimiento que se pudieran precisar.
Según las características del medio y de la flora, tendrán que ser ancladas con diferentes sistemas, influyendo también profundidades, fuerza del viento de la zona, oleaje...

- Gabiones flexibles

Los flexibles debido a su mayor manejabilidad y adaptabilidad, pudiéndose colocar longitudinal y transversalmente, y de varias longitudes, la elección de este tipo de solución, es recomendable para zonas muy irregulares, evitando socavamientos, entre el suelo y los gabiones. El tipo de relleno del material, también puede variar según las necesidades.

Están especialmente indicados para su aplicación en la protección de márgenes y lechos fluviales, taludes, drenajes y otros revestimientos para espacios sometidos a una erosión muy alta con velocidades del agua mayores de 2,5 m/s y pendiente de taludes superiores a 1/2.

Por encima de estos gaviones flexibles, es recomendable la colocación de biorrollos vegetados, de manera que se favorezca su colonización e integración paisajística.

Se usan principalmente, como base de refuerzo en taludes, transiciones de espigones, y combinado con otras técnicas.

proyectos paisajismo